Oración de la Magnífica para la protección

La oración de la Magnífica para la protección hará que sea ella la que nos cubra con su manto de protección, nos ayude a solventar cada dificultad y a enderezar el camino correcto hacia la palabra de Dios.

Oración de la Magnífica para proteger de la envidia

Oh Virgen María, tú que con mucha bondad eres fiel servidora de Dios,
tu hijo, intercede ante el para que nos de protección.

Ayuda a los necesitados, a los enfermos tanto del corazón,
del alma y del cuerpo, para que se mejoren y busquen
a través de ti su salvación.

Protégeme y dame tu misericordia infinita, perdóname y
ten piedad de mis pecados y desobediencia

Perdóname si te he fallado, ten piedad e intercede por mi
ante Dios para que me perdone.

Protégeme del enemigo, de la envidia y de todo mal visible e invisible
Limpia mi corazón para estar preparado cuando
llegue el Señor Jesucristo a mi vida
soy tu siervo alivia mis penas y aleja los pensamientos negativos.

Llena mi alma y mi espíritu de paz espiritual.
Agradecido estoy con Dios,
mi Señor porque se ha mostrado bueno y generoso conmigo
y con mi familia, me siento protegido,

En estos momentos de necesidad, dame salud, fuerza,
energía, prosperidad y trabajo para salir adelante en unión a mi familia.

Amén.

Plegaria de protección para tener paz en el corazón

Virgen Magnífica, dale paz a mi corazón, mantén mi alma alejada
de malos pensamientos, quita rencores y aleja toda hipocresía de mi y mi familia.

Madre Mía, mantén siempre protegidos a mis hijos,
para que no se acerquen personas malignas. que les quieran hacer daño.

No permita que tengan malas compañías, intercede
ante Dios para que aumente su fe en el

Llénales el corazón de amor, que sean buenos, amables
Y humildes con sus semejantes.

Llena nuestras almas de buenas virtudes,
de amor y confianza hacia ti y hacia Dios,
mi padre protector por escucharme, apoyarme
y sobretodo protegernos de cualquier situación negativa en nuestra vida
Te glorifico magníficat en este día y todos los días.

Virgen María con tu humildad infinita, aleja,
destruye y desaparece cualquier peligro que me aseche,
aleja al maligno, que se valla, que se retire sin hacerme daño, protégeme

Te lo pido de corazón, dame paz y amor, a este siervo que
recibe tus bendiciones todos los días

Amén.

¿Por qué la Oración de la Magnífica para la protección es poderosa?

La Oración de la Magníficat o Magnífica proviene del evangelio de San Lucas. Según San Lucas fue dictado por el Espíritu Santo a la Virgen María, es de gran poder para la protección de uno y de toda la familia.

La Magníficat es una oración y un cántico del cristianismo, donde María proclama la grandeza de Dios, se le honra cada 31 de Mayo, es día de fiesta y celebración de su figura, fecha que coincide con la visita de María a su prima Isabel.

Esta Oración de Protección es muy poderosa ya que nos protege del peligro, de las energías negativas, de las malas vibraciones, para detener una enfermedad, conflictos o peligros, estas oraciones se tienen que decir con mucha fe y convencimiento que a través de la intercepción de la Virgen María ante Dios para que nos proteja.

¿Qué pedimos a través de la Oración de la Magníficat?

Nosotros al decir esta oración para protección, lo que pedimos es que así como María acogió en su corazón y puso en práctica la misericordia, la humildad, la gracia y el amor hacia Dios, nosotros debemos seguir ese ejemplo siendo justos con Dios, alejarnos de la vanidad, el orgullo y la soberbia debemos acoger la gracia y el amor a Dios.

Esta Oración muestra a María como fiel servidora, humilde de corazón a la voluntad de Dios y nos revela la liberación de los pecados y la salvación para la vida eterna.

La Virgen María como Madre nos da no solo protección, nos abriga con su manto, nos cuida, nunca nos desampara e intercede ante Dios por nosotros, repito, si se hace con mucha fe es muy milagrosa, nos protege, nos ampara y nos ayuda en los momentos de mayor necesidad, en situaciones de adversidad, encontramos las oraciones que la Virgen María nos enseña, el amor de Dios por el hombre, la glorificación del alma ante Dios nuestro salvador, la práctica de la humildad y la promesa de un bienestar eterno.


¡Comparte!


¿Quién ha escrito este contenido?

Deja un comentario