Oración de la Santa Cruz para Protección

OH-Santa Cruz de Jesucristo

Protégeme y defiéndeme de todo mal y maldad

Proteja mi alma, mi cuerpo y mi mente,

aleja todo el peligro que me pueden hacer daño tanto físico como mental.

Santa Cruz eres el poder de Cristo.

Le doy gracias al Señor pues se dignó honrarte

Haciendo que fueras el instrumento de nuestra redención

Bendita Cruz, nos invoca que fue en ella en donde crucificaron a Jesucristo,

se inmoló por nosotros

 con su muerte nos manifestó el amor infinito de Dios,

 nos salvó del pecado original.

Derrama en mi fortaleza, fuerza y energía.

Protégeme de cualquier enemigo, de la envidia,

de lo pecaminoso de personas con mentes obtusas,

con malas intenciones y de cualquier energía negativa.

Protégeme de lo que me pueda dañar y

 que me pueda perjudicar en mi vida

Ayúdame a vencer al maligno, a los espíritus

burlones y me libres de todo peligro, enfermedad y accidente

Bendita sea Santa Cruz donde murió Nuestro Señor

Jesucristo para darnos luz eterna, nos libraste del pecado,

te sacrificaste por nosotros los mortales, tus hijos, somos tus siervos.

Jesucristo sufriste la muerte en la Cruz,

Soportaste cualquier humillación por nosotros tus hijos,

perdóname Señor por mis ofensas, por ser malcriado, estoy arrepentido.

Mi Dios Todopoderoso, creador del cielo y de la tierra, dueño de toda la creación.

Te pido de todo corazón dame claridad a mi conciencia,

lucidez a mi mente, fortaleza y salud a mi cuerpo,

para poder soportar mi propia cruz 

Santa cruz, dame fuerza y valor

para soportar mi propia cruz, enséñame a caminar

con ella y llevarla con paciencia.

Jesús el calvario que padeciste y aceptaste los designios de Dios Padre,

sabias de tu penosa muerte, resurrección y

encarnación divina, toma mis manos y condúceme a la vida eterna.

Santa Cruz de Jesucristo, ten piedad de mí,

Se mi verdadera luz.

Amén.

¿Cuál era el uso de la Cruz en la antigüedad?

En la antigüedad la Cruz fue un instrumento sanguinario, cruel, de suplicio, patíbulo y lugar de escarmiento para todos aquellos que, culpables o no, eran acusados y condenados a una muerte lenta, dolorosa y escabrosa, el condenado llevaba el mismo el palo trasversal al lugar del suplicio.

Como todos sabemos Jesús murió crucificado como un criminal y tratado con la mayor crueldad posible injustamente a la cruz, debemos ver los dos lados del mensaje, cual es el mensaje: la Cruz no solo es crueldad, en donde crucificaban a los que incurrían en delitos, era una forma que los Romanos tenían para darle escarmiento a los malhechores, pero la Cruz también es salvación porque cuando Jesús cargó la Cruz, Jesús cargó con toda la humanidad con justos e injustos, con pecadores, con buenos y malos y con todo lo que hay en nuestro interior, dolores, alegrías, cualidades y defectos, porque Jesús al no cometer pecado alguno cargo con los pecados de nosotros, es por ello que al mencionar la frase “cargar con la cruz” nos invita a que nos despojemos de las ataduras materiales, emocionales y espirituales y emprendamos el camino para el encuentro con su padre.

¿Qué debemos pensar al ver la Cruz?

Debemos ver la cruz no como lugar de sacrificio de sufrimiento, de crueldad sino como lugar de glorificación, de exaltación y sobre todo de purificación, es cuando Jesucristo nos dice que Él es el hijo de Dios y vino a este mundo para salvarnos de las garras del demonio.

¿Qué simboliza la Cruz?

La Cruz es signo de reconciliación con Dios, con nosotros mismos, con los humanos y con todo el orden de la creación en medio de un mundo marcado por la ruptura y la falta de comunicación, en donde los valores están invertidos.  Utilizar una cruz simboliza protección como energía divina bendecida por el santo sacramento a través de una oración de protección para su portador.