Oración de protección contra los enemigos

Dios, Padre Celestial me arrodillo ante ti

para que escuches mis plegarias pidiéndote

protección contra los enemigos cúbreme

con tu Santo Manto

Cúbreme con tu manto sagrado y haz que

sea invisible ante mis enemigos, no permitas

que me vean ni me toquen.

Ven a mi vida, dame tu ayuda, oye mis plegarias

Protégeme contra los enemigos, aléjalos de mi vida.

Aleja a todas aquellas personas que quieran

dañar mi vida, no permitas que lleguen a mi aleja a mis enemigos.

no permitas que los malos espíritus

 se me acerquen, Padre no lo permitas

Padre Celestial no permitas que el mal

toque mi mente, mi alma o mi espíritu,

aleja los enemigos y protégeme.

No deje que ellos sean libres y estén haciendo

daño, desaparézcalos, inmovilícelos

dame fuerza, Energía para no permitir

que ellos (enemigos) intenten entrar en mi vida

Librame de todo peligro, cúbreme con tu Santo manto

y guíame por el sendero de la paz

protégeme del peligro y de los enemigos,

agradecido estoy Señor por tu protección.

Señor, tu nombre tiene poder permíteme usarlo

para alejar el mal y la maldad

líbrame de las malas vibraciones, de todo

lo negativo y de todos mis enemigos

no permitas que las fuerzas del mal ganen terreno

que el bien siempre triunfe sobre el mal,

No permitas que el odio de ellos (enemigos)

Invadan los corazones de otras personas,

Eres la luz que ilumina el camino,

te seguiré amando y siendo fiel.

Aleja de mí todas las sombras tenebrosas

y sálvame de todo mal que venga contra mi

líbrame de todo mal y adversidad

de los enemigos y malas personas

que los enemigos retrocedan, que el mal

que han lanzado se les devuelva, yo los perdono

te dejo mis cargas a ti que eres

el único que puedes tener el control de ellos

Amén.

¿Es necesario protegernos de los enemigos?

Para protegernos contra los enemigos, contra el hampa desatada, contra la delincuencia organizada hay que tomar previsiones, no en vano en el plano terrenal si observamos detenidamente las personas caminan con miedo, andan inseguras de sí mismas, tienen trastornos de personalidad paranoica, andan con temor porque cualquiera lo puede confundir con su enemigo.

¿Por qué es importante al salir de casa encomendarnos a Dios?

Por lo general, en la vida cotidiana al momento de salir de nuestras casas o despertar cada hombre y mujer agradece a Dios, nos encomendamos a través de la oración con la cual entablamos una comunicación cercana con un ser supremo para que nos brinde seguridad y protección ante todo adversario u obstáculo, como también contra los enemigos, las fuerzas malignas que están al acecho, a la expectativa, vigilando a ver si consiguen una mente débil para hacerle daño de alguna manera posible.

Cuando nos encomendamos a Dios en esta oración de protección contra los enemigos, el nos va a amparar, nos va a cuidar contra todo mal hecho por el enemigo de forma visible e invisible, va a alejar toda vibración negativa, va a destruir el mal porque nuestra petición es escuchada

¿Cómo debemos pedir protección contra los enemigos?

Cada vez que salimos de casa debemos decir una oración de protección porque es una petición que hacemos para que nos lleve sanos y salvos a nuestro destino tanto de ida como de vuelta, siempre debemos mantener la constancia en nuestras oraciones y no perseverar, para que, así sea escuchado por alguna deidad (Dios Padre, algún Santo o la Virgen) e incluso a personas fallecidas que se creen que están en el paraíso comunicadas con Dios, para ser escuchados en sus agradecimientos y honras pero sobre todo en peticiones.

Sabemos que la oración de protección contra los enemigos disminuye la angustia, el temor, la inseguridad nos devuelve la tranquilidad alejando, apartando a los enemigos que quieren hacernos daño.