Oración de protección en la mañana temprano

Oh. Padre celestial, eternamente agradecido estoy por lo bueno que eres conmigo, infinitamente bondadoso, me has regalado un nuevo día, gracias te doy.

Gracias por protegernos tanto a mí, a mis hermanos, a mis padres y a nuestro hogar.

Te pido perdón por mis pecados que he cometido, por mis errores, dame fuerza y energía, renueva mi fe.

Padre, tú me proteges, me das aliento para seguir adelante, para ser un hombre de bien, dame fuerzas para no caer en tentaciones.

En esta mañana te pido Señor, resguárdame, cuídame, protégeme, estés siempre a mi lado en este nuevo día que está comenzando no nos desampare.

Bendito Padre Celestial, en este día que comienza pongo en ti mi vida y la de mi familia para que nos protejas, que seas un escudo ante los peligros, cúbranos con tu santo manto y protéjanos de todo mal.

Ayúdanos en nuestras necesidades, cuida nuestra salud, aleja lo negativo y de las personas que se me acercan y quieren hacerme daño.

Que hermosa mañana me estas regalando Padre mío, el día empezó hablando contigo, escuchándote.

Agradecido estoy, por todo lo que tú me has regalado: una bella familia e hijos, un buen trabajo, por darnos seguridad, por protegernos.

 Padre mío, gracias por cuidar de mi toda la noche y haber despertado tan feliz porque te siento a mi lado, por escucharme, por perdonar mis errores. Señor pondré todo de mi parte para que en este día y en lo sucesivos no incurrir en las mismas faltas que cometí ayer.

Ilumina mi mente, mi conciencia, mi espíritu, mi ser para alejar los malos pensamientos y no caer en tentaciones, protéjame del maligno.

Gracias por ser mi compañero y amigo, por estar siempre a mi lado, por protegerme, eres el dueño de mi vida, dame tu bendición.

Amén.

¿Por qué rezar en la mañana temprana?

Una oración en la mañana temprano es el mayor estimulo que puede tener cualquier persona al despertarse, es un aliciente eficaz para tener una comunicación con Dios, para tener  esa conexión con él, el cuerpo está relajado la mente esta despejada y podemos hacerle nuestras peticiones a nuestro señor todo poderoso y también agradecerle por darnos un día más de vida , es la demostración más efectiva de amor, de respeto, de devoción que tenemos y es la señal que al despertarnos lo tenemos presente en nuestro corazón y en nuestra mente.

¿Cómo debe ser nuestra actitud al decir una oración en la mañana?

Es muy importante dormir bien, no hacerlo tiene efectos negativos en nuestra salud física y mental, dormir bien y las horas correctas puede mejorar la capacidad de memoria, la mente está más despejada, te ayuda a encontrar soluciones a los problemas ya que al meditar encuentras alternativas. Debemos acostúmbranos a tener un horario fijo para dormir, para tener un sueño reparador y despertar con fuerza y energía para empezar un nuevo día.

Levantarnos con ánimo y con energía nos conduce a sobrellevar lo cotidiano, la rutina, el trabajo, nos rinde más las tareas que emprendemos, bebemos asumir la vida como un reto, no dejarnos invadir nuestra mente por el desánimo, flojera, dejadez, achante, hay días que no nos provoca ir al trabajo cumplir con nuestras obligaciones diarias y sin muchas ganas de realizar nuestras tareas diarias. Entonces, cuando esto te suceda acuérdate el trabajo dignifica a los hombres y Dios nos dice “ayúdate que yo te ayudare”. Debemos tenerlo siempre presente en nuestros actos de la vida, debemos pedirle que nos de fuerza y voluntad para que el día sea menos rutinario, que las cosas que hagamos sea con amor, con alegría, con felicidad, es por ello que es muy importante una oración en la mañana, nos va a llenar de fuerza y energía que nos va a permitir estar muy activo, positivo y feliz todo el día