Oración de Protección Personal y Familiar

Padre eterno, tú que siendo nuestro creador supremo quisiste darle vida al hombre y  la mujer,

entregándoles todo cuanto necesitaban para multiplicar su descendencia en la tierra,

permitiste su unión conyugal para formar una familia,

te pido por las familias para que centradas y asentadas bajo la gracia del amor,

vivan cultivando los principios formadores de la persona.

 

Oh Dios, tu que has constituido a la familia como lugar de encuentro,

bendice y protege a todas las familias, fortalécelas con tu amor y condúcelas hacia la santidad. En tus manos señor, entrego a cada familia,

para que los padres sean grandes formadores de sus hijos

que fomenten los valores humanos cristianos

y mantengan aflorado el vínculo intrínseco que los une

y los hijos sean el fruto del amor,

encaminados en los valores primordiales para la vida.

 

Padre de misericordia, te encomiendo la protección de las familias,

aleja toda maldad y peligro, aliméntalas y llénalas de felicidad,

que en los momentos de dificultad seas la luz,

que en la oscuridad de los problemas

seas tú el mediador, el protector y que la gracia de tu

Espíritu Santo selle la unión de las familias.

 

Señor todopoderoso y eterno,

tu que enviaste a tu único hijo amado,

nuestro señor Jesucristo para que se encarnara en el vientre

de nuestra madre la virgen María bajo la acción del Espíritu Santo,

decidiste que naciera y creciera en el seno de una familia,

te pido que a ejemplo de la familia de Nazaret modelo de toda vida familiar,

bendigas y protejas a las familias,

que cada una viva y se consolide como lo hizo la sagrada familia de Nazaret,

teniendo como fermento el amor hacia ti señor.

 

Que en la búsqueda de la santidad por medio de la familia podamos ser recompensados en bendiciones.

Amén.

¿Cómo proteger  a tu familia?

Fundamentalmente, cada hombre es responsable de una manera u otra de la sociedad en que vive y por tanto de la institución familiar, y partiendo de esta gran responsabilidad es que la familia es considerada como el lugar primario de la humanización de la persona y de la sociedad y cuna de la vida y del amor. En algunas de sus manifestaciones, la iglesia católica ha definido que la familia es un don precioso porque forma parte del plan de Dios para que todas las personas puedan nacer y desarrollarse en una comunidad de amor, ser buenos hijos de Dios en este mundo y participar en la vida futura del reino de Dios. En la sagrada escritura se narra la creación del primer hombre y de la primera mujer, Dios los bendijo y los mando a crecer y multiplicarse para poblar la tierra. Y para que esto fuera posible de un modo verdaderamente humano, Dios mando que el hombre y la mujer se unieran para formar la comunidad de vida y de amor, es decir lo que hoy se conoce como matrimonio.

Dentro del seno de la familia es que el ser humano nace y crece, rodeado de un ambiente de afecto, allí conoce los valores primordiales de la vida, como el amor, el respeto, la honestidad, la generosidad y la responsabilidad. Cada uno de los miembros de la familia, deben esmerarse en sus respectivos deberes con toda la responsabilidad posible, se deben de distribuir las tareas en el hogar para así mantener la armonía familiar. En la familia es donde el hombre y la mujer se entregan recíprocamente unidos en matrimonio, crea un ambiente de vida en el cual, los hijos pueden desarrollar su potencialidades, hacerse consciente de su dignidad y prepararse a afrontar su destino único e irrepetible.

Puntúa este post